¡RESPIRA!

Tenemos la extraña tendencia a no apreciar lo que no cuesta dinero. Así, podemos desplazarnos mediante un vuelo de doce horas a una playa paradisíaca y no conocer el paisaje espectacular que tenemos a una hora de casa; ése que otros que están a doce horas de aquí vienen a disfrutar y a fotografiar con la boca abierta.

Pues bien, algo parecido ocurre con actividades tan sencillas para nosotros , que nos resistimos a reconocer como útiles precisamente por eso, por ser gratis...que no fáciles.

Y es que podría mencionar infinidad de estudios, artículos e investigaciones en los que se pone de manifiesto la conexión entre una respiración profunda, de tipo diafragmático y la mejora de la energía, de la piel, de la concentración. Como cita J.I. Cea Ugarte en un estudiode 2017: ..."es un complemento beneficioso, poco arriesgado y barato para el tratamiento de la tensión nerviosa, la ansiedad, el trastorno postraumático, la depresión, enfermedades médicas relacionadas con la ansiedad y el abuso de sustancias".

Pero avanzando un poco más, y enlazando los mencionados trastornos de estrés, ansiedad, depresión, falta de energía, con las enfermedades que sobrevienen directa e indirectamente de los mismos (cada vez más demostrada la relación), estamos ante un remedio realmente poderoso y al alcance de cualquiera. Me refiero a las enfermedades cardiovasculares, de la piel, trastornos del sistema autoinmune, e incluso enfermedades infecciosas y ciertos tipos de cáncer.

No se trata de simplificar sobre la salud, ya que como sabemos, son numerosos factores los que pueden incidir sobre ella, pero en nuestra mano esá contribuir a su equilibrio, poniendo de nuestra parte algo tan sencillo y tan complicado a veces como pararse a respirar, ser conscientes de ello, oxigenar ayudando a la regeneración de nuestras células, a incrementar el número de glóbulos rojos que favorece la eliminación de toxinas, a aumentar la actividad cerebral, a disminuir el esfuerzo del corazón... en fin la mejorar el sistema de órganos interconectados que es en resumen nuestro cuerpo.

Para sentirnos mejor

"La respiración es el puente que conecta la vida con la conciencia"

Thich  Nhat Hanh