Tenía dos alumnos en mis clases de yoga. Sólo dos. Apenas un 10% de cuota masculina. Ahora ya solo queda uno.

¿Pero qué les pasa a los hombres? ¿Prejuicios?

Paradójicamente el yoga en sus ancestros era practicado solo por los chicos. Maestros y discípulos eran todos varones. A las mujeres no se les permitía acercarse a una virtud tan elevada como era esta disciplina.

Los introductores del yoga en Occidente (hace algo más de un siglo)como Swami Vivekananda y la mayoría de maestros hasta hace poco han sido hombres.

Y ahora en cambio, deben pensar que es un ejercicio poco apropiado para ellos. Tanto movimiento sutil, tanta espiritualidad, tanto conocerse uno mismo y sentir amor, agradecimiento, conexión con el mundo.... ¿les debe de parecer cosa de chicas?

Pues vengo hoy a decirles que no solo es un ejercicio perfecto para mantener la flexibilidad y definir el cuerpo. 

No solo desarrolla la concentración hasta el punto de facilitarnos ese control del estrés que tanto necesitamos.

No solo nos ayuda a ser mejores personas gracias al autoconocimiento, lo cual nos conduce a un mayor bienestar.

Además "acelera la liberación de hormonas que estimulan la excitación y aumentan el flujo sanguíneo al área genital, que en los hombres es importante para las erecciones."

¿He convencido a algún futuro yogui?

¿O vais a necesitar ver a José Coronado o a Nadal practicando asana?

Animaros.Os gustará.