FELICIDAD, qué bonito nombre tienes

felicidad : nombre femenino

1. Estado de ánimo de la persona que se siente plenamente satisfecha por gozar de lo que desea o por disfrutar de algo bueno.

Está claro, ¿no?

Ahora bien, ¿cómo es posible que alguien que tiene buena salud, un buen empleo y una familia estupenda sufre de una gran infelicidad por ver su casa sucia y desordenada, por ejemplo, mientras otra persona siente alegría en su corazón a pesar de no llegar a fin de mes y vivir en un barrio marginal?

Podemos deducir, por lo tanto, la subjetividad de ese sentimiento de gozo y disfrute,y la no objetividad del "algo bueno", objeto o circunstancia que lo produce.

Supongamos dos personas con vidas paralelas, idénticos problemas, idénticos focos de satisfacción...una se considerará feliz y satisfecha, mientras que la otra puede pasarse años persiguiendo la felicidad sin conseguirla.

Algo ocurre en nuestro cerebro al procesar lo vivido que nos conduce hacia una emoción o su opuesta, y ese "algo" es totalmente personal y depende de muchos factores.

Creo que tenemos la capacidad de producir esa experiencia de la  felicidad dentro de nuestras vidas; creo también que estamos condicionados, más que por la herencia genética, por una serie de patrones de pensamiento y conducta que adquirimos en nuestros primeros años de vida a través de los que observamos en nuestras personas de referencia. La alegría de vivir se transmite a un niño desde pequeño así como se le puede enseñar a filtrar la vida a través de un sentimiento trágico.

Esto no quiere decir que cuando crecemos y somos librepensantes, no podamos alterar esos patrones y enarbolar otros más adaptativos que nos hagan sentir más plenos; se ha de contar para ello, sin embargo, con una profundidad de pensamiento que nos haga reflexionar sobre estas cuestiones vitales, trascendentes,prioritarias y ejercer el derecho y el deseo de cambiar, de mejorar.

Todo el mundo puede hacerlo.

Así que pintemos nuestra vida de colores y disfrutemos de lo que nos ofrece. Sintamos la tristeza, la nostalgia,los golpes que asesta el vivir, los enfados y desencuentros, porque forman parte de la existencia y de la condición humana. Pero siempre albergando en el interior esa sensación de esperanza que representa a la FELICIDAD con mayúsculas, de estar vivo.